Zur Startseite Zur Startseite
recomendar la página versión para imprimir

Nace Visión Liberal, un medio para pensar la realidad

Por Juan Manuel Agüero


Nace una nueva mirada de la realidad política, económica y social del país, una mirada diferent que intentará girar el eje del debate existente en la opinión pública argentina hoy fuertemente influenciada por ideas contrarias a la Libertad.

 

En efecto, tal como el académico Alberto Benegas Lynch (h) muy bien expresa, los problemas que viene arrastrando nuestra sociedad, así como los desafíos que tenemos hacia futuro, no pueden seguir auscultándose bajo pre conceptos y etiquetas pseudoideológicas que nublan el buen análisis con el fin de encontrar las mejores soluciones.

 

Las ideas que ponen en el centro de su defensa la libertad de los individuos tanto en su esfera personal como ciudadana, frente a todo intento de sumergirlo en la indiferencia colectiva o de pensamientos únicos que tanto daño han causado a la humanidad, como ha sido el surgimiento de los sistemas políticos totalitarios, será el eje central de este nuevo aporte periodístico.

 

Visión Liberal será entonces, la mirada de las ideas de la libertad, pero no de una libertad absoluta sino responsable, esto es, una mirada que tenga en cuenta la ética del uso de la libertad por parte de los individuos, y que en ciertas circunstancias deban ejercer roles políticos o de simples ciudadanos.

 

La libertad nunca está sola, sino siempre acompañada de la responsabilidad frente a uno mismo (ética individual), y fundamentalmente frente a los demás (ética social), siguiendo a Dworkin. Una mirada liberal implica también una mirada ética. Esto es lo que proponemos hoy. La sociedad argentina se encuentra hoy encaminada en un nuevo proceso de cambio intentando una vez más superar los obstáculos que la han atrasado y empobrecido desde hace 80 años, cuando por primera vez en nuestra historia se interrumpe el orden constitucional con la revolución setembrina de 1930. La conquista de la democracia republicana pero aún con baja intensidad ha sido tal vez la más importante de los argentinos desde el retorno del sistema democrático en 1983. Ahora el desafío es la conquista de un modelo de desarrollo real, basado en la potencialidad de cada uno de los individuos para emprender, trabajar, crear, en suma, que posibilite y no entorpezca el crecimiento de cada uno. Esto parece simple, y de hecho es el modelo que han elegido la mayoría de los países desarrollados, pero que en Argentina no logra consolidarse.

 

El final del s. XX ha sido la conquista del sistema democrático. Las experiencias dictatoriales, o los ejercicios de golpes de Estado como instrumentos de solución política, ya no tienen cabida en el país, y son cada vez más señalados aquellos que defienden estas tragedias por parte de ciudadanos comprometidos con estos valores democráticos.

 

Ahora ya entrado el nuevo siglo deberá ser turno de la conquista de un verdadero sistema de desarrollo basado en la libertad, respetando el corset institucional que establece las reglas de juego, y sin dejar de lado el concepto de ética social que hemos expuesto. ¿Esto es una utopía?

No, una realidad, y que se encarna en los modelos denominados economías de libre mercado y que ubica a los países que lo adoptan en los primeros índices de bienestar, crecimiento económico, transparencia y calidad institucional. Pudiendo mencionar tanto a realidades disímiles como la norteamericana o como la finlandesa, pero cualquiera de ellas con un denominador común: imperio de la ley y libertad económica.

 

Nace entonces una nueva mirada, iluminada por las ideas de la libertad

 

Nace una visión liberal.

Agenda Liberal
22 de agosto. Desayuno de trabajo con Darío Lopérfido. 
Inscripción previa solicitada. Más información, aquí.
Nuestro canal de Youtube
Sumate a nuestro Facebook!
Twitter