El mundo ya no calla la verdad: Venezuela sufre una dictadura

Mensaje10.01.2019
Venezuela

Hay muchas interpretaciones sobre cuál fue el momento preciso en que la democracia fue completamente suprimida en la hermana Venezuela. Como liberales tenemos nuestra posición, claro. La democracia se encuentra delimitada dentro de la república y los gobiernos deben actuar en el marco del Estado de Derecho, con un respeto irrestricto a los derechos y libertades individuales de los ciudadanos.

Pero más allá del análisis de lo que sucedió, que debe formar parte del debate histórico de aquí en más para tratar de evitar los mismos errores, lo cierto es que en esta oportunidad lo importante es dar un claro mensaje ante una toma de poder ilegítima por parte de Nicolás Maduro. Hoy, la mayoría del mundo civilizado se manifiesta en contra de avalar una dictadura, que además de haber avasallado las instituciones democrática ha cometido incontables violaciones a los Derechos Humanos, en sintonía con las peores dictaduras de nuestro pasado.

Como ya han reconocido varios países de la región, el proceso electoral desarrollado en Venezuela el 20 de mayo de 2018 “carece de legitimidad por no haber contado con la participación de todos los actores políticos venezolanos, ni con la presencia de observadores internacionales independientes ni con las garantías y estándares internacionales necesarios para un proceso libre, justo y transparente”.

Por lo tanto es fundamental continuar con el trabajo para que Venezuela recupere la libertad, sus instituciones y la democracia participativa sin proscripciones políticas. De la mano de la reinstauración democrática y republicana, los venezolanos volverán a construir un maravilloso país próspero y pujante. La dictadura tiene los días contados y hará lo posible por mantener el poder, pero es una causa perdida. De la misma manera que todos los procesos autoritarios tienen un final, Venezuela sin lugar a dudas recuperará su libertad.